martes, 25 de octubre de 2011

La autolesión o automutilación consiste en hacerse un daño físico cómo método de alivio al sufrimiento psicológico. A veces puede proporcionar calma, en otras un "despertar", hacer sentir "real" a una persona disociada que piensa que ya no siente nada en la vida.
Los métodos de autolesión varían mucho de persona a persona: cortes, quemaduras, golpes, correazos, tirarse del pelo, mordiscos, pellizcos, quebrarse algún miembro, bofetadas etc. Asimismo varia la profundidad e intensidad de la lesión.
La intensidad de la lesión puede ir en aumento de acuerdo al tiempo en el que el individuo se autolesiona, algunas personas pueden comenzar con rasguños, arañazos, pasar a cortes superficiales, a cortes más profundos, y así sucesivamente. Es una conducta compulsiva y adictiva que al igual que las drogas, lleva a un aumento gradual del uso.


















lunes, 24 de octubre de 2011